Software Libre

Software libre

El software libre se refiere a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software, por tanto, se trata de generar y distribuir conocimiento a toda la comunidad.

No hay que asociar software libre a "software gratuito", ya que, conservando su carácter de libre, puede ser distribuido comercialmente. Por el contrario, también el “software gratis” puede incluir restricciones que no se adaptan a la definición de software libre, como, no incluir el código fuente, o prohibir su comercialización. Un software determinado será libre si se garantizan los derechos de modificación y redistribución de dichas versiones modificadas del programa, por tanto, su adopción incorpora una serie de derechos y también de restricciones, dependiendo del tipo de licencia a la que esté sometido su software libre. Este tipo de desarrollos se han asociado, tradicionalmente, a un movimiento de usuarios desinteresados y a comunidades sociales muy avanzadas técnicamente, que había quedado lejos del mundo empresarial y de la realidad industrial, sobretodo, porque no existía profesionalización para este tipo de servicios, ahora se abre una nueva etapa y se comprende que se beneficiará la industria informática local.

Sistema libre no implica que los usuarios sólo puedan acceder desde sistemas operativos libres, como GNU/Linux, puesto que, la mayor parte de estos sistemas utilizan la tecnología cliente-servidor, por tanto, los usuarios accederán desde un navegador, el servidor, por coherencia y necesidad tecnológica, debería ser abierto.

Principales características del software libre

De nuestra experiencia destacamos una serie de consecuencias que justifican la evolución de los sistemas basados en software libre:

  • Existe una metodología muy definida y consolidada de desarrollo bajo procedimientos programáticos que permite el desarrollo paralelo, por parte de diferentes centros o departamentos, y que viene impulsado por la necesidad de comprender, compartir y avanzar sobre el código fuente. Gracias a esta metodología resulta factible adicionar nuevas funcionalidades, actualizar versiones o personalizar el código, de forma directa.
  • El planteamiento de libertad se aplica también a todos los sistemas sobre los que se desarrolla y sobre los que se ejecutan este tipo de aplicaciones libres, como son, sistemas operativos, bases de datos, etc. Ello hace que se controlen absolutamente todas las capas y niveles del funcionamiento, lo que garantiza el futuro de las actualizaciones y de su evolución. Además, se persiguen estándares por la propia coherencia con la filosofía del uso.
  • Existe una evolución muy rápida de estos sistemas, gracias a la accesibilidad y divulgación, tanto por parte de las empresas desarrolladoras, como por parte de las empresas usuarias, las cuáles podrán probar internamente la aplicación, previo a su definitiva implantación y parametrización. Esto permite nuevas versiones de actualización a una velocidad muy superior a las del software tradicional y el modelo comercial se basa en el valor añadido de los servicios relacionados con la personalización y puesta a punto del cliente.
  • El modelo garantiza la continuidad de los sistemas de código libre al conseguir que las empresas locales de software trabajen de forma global, frente a los antiguos modelos de desarrollos únicos y particulares, muy costosos de mantener en el tiempo y con poca evolución. Permite que la empresa pueda evolucionar con otro proveedor sin tener que cambiar de sistema o de metodología de trabajo. De hecho, ningún software libre, con cierto interés para la comunidad, podría dejarse de utilizar en un espacio corto de tiempo, o sin buscar alternativas para una migración razonable, incluso se podría mantener la vida del producto indefinidamente, si existiera interés de los usuarios.
  • Se elimina el síndrome del “cliente cautivo” al poder optar entre diferentes proveedores bajo un mismo sistema, y al tener compartidos y abiertos, los métodos, códigos y las fusiones de las versiones.
  • El valor añadido se obtiene al integrar el know-how de la empresa a su sistema ERP y que aumentarán las posibilidades de crecimiento con los sistemas de código abierto, ilimitados por su propia evolución.
  • Existe un cambio cultural hacia la solidaridad y de beneficio comunitario de los usuarios, se eliminan esfuerzos duplicados para desarrollos idénticos, y por tanto, se dirige hacia el ganar-ganar (win-to-win).